Tipicidad y atipicidad

$30,00

1 disponibles

Fecha de edición

2019

Editorial

Editorial Flores

Cantidad de páginas

446

Encuadernado

Pasta dura

Autor

Ab. Javier Jiménez

1 disponibles

30 días de licencia a www.legalcloud.ec

Descarga toda la normativa ecuatoriana vigente gratis en PDF o WORD

Descripción

La tipicidad y atipicidad son conceptos fundamentales en el derecho penal, particularmente en la teoría del delito. Estos términos se refieren a si una conducta se ajusta o no a la descripción de un delito previsto en la ley penal. Aquí hay una descripción detallada de ambos conceptos:

Tipicidad

1. Definición: La tipicidad es la correspondencia entre la conducta del sujeto y la descripción de un delito en la norma penal. Una acción es típica cuando encaja en el marco legal que define un delito específico.

2. Elementos de la Tipicidad: La tipicidad se compone de varios elementos que deben estar presentes para que una conducta sea considerada delictiva:
– Elemento Objetivo: Se refiere a la acción o la omisión que concuerda con la descripción del delito en la ley.
– Elemento Subjetivo: Relacionado con la intención o el estado mental del autor al momento de cometer la acción. En algunos delitos, este elemento es esencial, como en los delitos dolosos (donde hay intención).
– Elemento Normativo: Algunos delitos incluyen elementos que requieren una valoración jurídica o social, como los términos “indebido” o “injusto”.

3. Importancia en el Derecho Penal: La tipicidad es fundamental para determinar la aplicabilidad de la ley penal. Garantiza el principio de legalidad, es decir, que no hay delito ni pena sin una ley previa que lo establezca.

Atipicidad

1. Definición: Una conducta es atípica cuando no se ajusta a la descripción de ningún delito en el código penal. Esto significa que la acción u omisión realizada por el sujeto no está contemplada como delito.

2. Implicaciones Legales: Si una conducta es atípica, no puede ser penalmente sancionada. Esto es crucial para el respeto de la libertad individual y la seguridad jurídica, evitando la aplicación arbitraria de la ley penal.

3. Ejemplos de Atipicidad: La atipicidad puede darse por diversas razones, como la ausencia de algún elemento necesario del delito (por ejemplo, si falta la intención en un delito que requiere dolo) o porque la conducta no encaja en ninguna categoría penal establecida.

En resumen, la tipicidad y atipicidad son conceptos que permiten determinar si una conducta es o no considerada delictiva bajo la ley penal. La tipicidad implica una coincidencia con la descripción legal de un delito, mientras que la atipicidad significa que la conducta no se ajusta a dicha descripción y, por lo tanto, no puede ser penalmente sancionada.